4 de febrero de 2008

TRANSFORMACIÓN

Envío el segundo post del blog para ver si esto se anima y si entre todos vamos probando, acabamos de ver si este blog puede ser un espacio virtual de encuentro, reflexión y aprendizaje ahora que nos vamos a quedar sin las terapias semanales de los viernes, o a ver si debe convertirse en otra cosa, no sé...

¿Fue Sepúlveda quién relató el ejemplo de la rana hervida?



Cuando lo escuché, me hizo recordar la primera vez que lo había oído, y encontré así tema para un artículo, aunque muy mejorable, que tenía que ser sobre la transformación.

Os adjunto el link de mi artículo (aunque Fernando, lo siento, ahora me doy cuenta que está en catalán).

Nota: Por temas que desconozco, la primera vez que accedáis al link no veréis el artículo. Haced click en el link de nuevo para acceder directamente a él.

El texto es puramente un resumen de la conferencia a la que asistí. Faltaría añadir que desde recursos humanos o para cualquier manager de equipo,
Boyatzis decía que "el reto está en hacer que las personas conecten en el trabajo su yo real con su yo ideal". Y a partir de ahí todo fluye. Para explicarlo en plan básico, claro, porque tela marinera.


Se aceptan comentarios! (podéis incluirlos al final de este post)

En cuanto a la transformación, quizá cuando acabemos este curso hasta se pueda escribir una segunda parte del artículo, porque bien se podrían explicar todas las transformaciones a las que han dado lugar estas sesiones.
Son como mínimo sugerentes y divertidas, ¿no?

Y puede ser un motivo para un siguiente post o para vuestros comentarios: ¿Podríamos relatar cada uno una transformación? No sé si se me va la olla definitivamente.

Ya me diréis que os parece.

Post de: Eulàlia

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos,
Primero de todo FELICITAR a Eulàlia por su artículo y agradecer que sea ella la primera en insertar un post en el BLOG.
Un abrazo a tod@s,
Monica F
_____________________
En este apartado de "Comentarios" podéis escribir lo que consideréis necesario sobre la entrada en cuestión.
Para aquellos que no tenéis cuenta en Gmail, podéis identificaros como "Anónimo" (como he hecho yo) y al final del comentario ponéis vuestro nombre.

Fernando dijo...

Bueno people, la verdad es que despues de que uno de nosotros se haya enrollado y nos envíe algo para compartir en el blog, me parece que la respuesta del grupo no promete mucho. Qué pasa que os saltasteis la clase de J. Quintana sobre verbalizar las fortalezas de los demás, mucho abracito, mucho rollo guay y que monos que somos pero como respuesta el silencio. Por mi parte, prefiero una crítica (no es necesaria la mala leche) o una observación o una gracia a la callada.
Bueno Eulalia, ahí va mi comentario sin más. Lo primero gracias por mandar algo interesante y de camino por ayudarme a esforzarme con el catalán. Yo personalmente el tema de la rana me parece un poco manido, pero es cierto que en el desarrollo del artículo me sentí más identificado de lo que debiera permitirme, creo que desgraciadamente con tomar conciencia de que el agua calentita termina en sopa de rana no es suficiente, o eres un animal cambiante de fábrica y no aguantas en un pozal por muy a gusto que estés más de lo imprescindible, o ahí faltan mecanismos que empujen a salir del pòsible marasmo de cada uno (en mi caso tengo detectado al menos uno de los que me escasean que es la valentía).
Por último, respecto a lo de si cada uno relatamos nuestra transformación y lo de si se te va la olla, yo no lo descartaría (lo segundo). Besos a tod@s

Anónimo dijo...

Ole! Ole! Un comentario! te debo 100 euros Fernando ;)
Seguramente se me fue la olla con lo segundo, lo admito, que pasa,jaja
La pregunta es, ¿cuantas ranas tenemos en nuestras organizaciones? Porque en la mía yo conto unas cuantas... (hervidas, me refiero, ui que poco agradable) y a las ranitas que están metiéndose en el cazo, chic@s, como les decimos que conecten un rato con la rana que les gustaría ser de verdad?
Que nada, era para hablar de algo,jeje
Besotes a tout le monde
Eulàlia

Ester dijo...

Pues yo me voy a leer el artículo de Eulàlia, aunque no pertenezca a este mundillo vuestro porque una servidora es así de curiosa.

Además, esto de los blogs es lo que tiene, que en cualquier momento te empieza a entrar peña a "tutiplén".
:)

Ànims, Eula!!!
Endavant les atxes!!

Ester dijo...

Pues ya me he leído el artículo de Eulàlia en Paper de Vidre y tengo que decir que me ha gustado.
Si bien muchos de nosotros ya hemos leído bastante sobre esta temática, siempre hay una cuerda que suena al releer ciertas frases y reflexiones.

Ánimo con el blog.

Antonio dijo...

Hola Eulàlia,

me parece muy adecuado tu comentario sobre transformación. Os diré que en mi caso esa transformación surgió en mi camino sin que yo fuera a buscarla. Me considero un afortunado por haber descubierto este mundo nuevo y por haberme descubierto en él.

El programa en sí y el estar con vosotros compartiendo conocimientos y experiencias ha hecho que vea las cosas de otra manera (sí, parece exagerado pero es lo que siento). Como diría el famoso Maturana (por cierto, ¿alguién ha leido algo o tiene alguna referencia de él, a parte de que sale en cada sesión?), no es un mero lenguajear, he vivido el cambio de forma real.

En fin, a la espera del sábado tengo un par de propuestas:

- Podríamos incluir una bibliografía con los libros citados en el curso, o bien otros que conozcáis y que puedan ser interesante. Me ofrezco a empezar con ello.

- Mònica, podrías incluir en los enlaces el que comentó ayer Salvador, Eutopia.es.
Tienen algunas propuestas interesantes e innovadoras. El lunes iré a trabajar con otro "tarannà".

Bueno, no me enrrollo más, además las fieras están a punto de despertarse de la siesta...je je..

Un abrazo!

Antonio