18 de febrero de 2008

No tengo tiempo... (NTT)

Mi querido mal amigo NTT:
Jamás pensé que podría dedicar un minuto de mi vida a hablar de tí.
No había caído en la cuenta hasta ahora de que, para acabar contigo, lo primero que tengo que hacer es tomar conciencia de que existes, de que me acompañas a todas horas cual proceloso ángel de la guardia, de que ni siquiera me dejas en paz cuando tengo que tomar decisiones de cierta relevancia personal.
Cuando pienso en ti me pregunto si tienes que ver con la carga de trabajo, con la disonancia del quiero y no puedo o simplemente tengo que aceptar que me acompañarás siempre, hasta el fin de mis días laborales.

Eres como un amigo invisible, pegajoso, quisquilloso, puñetero y cruel, que no soportas que pueda plantearme retos de mejora, que no me dejas ir más allá porque me quieres amarrar a la rutina diaria, al no te compliques la vida que ya lo tienes bastante difícil,…

Me gustaría llevarte conmigo a algunos de esos parajes que tanto me gustan y despeñarte sin piedad para no volver a verte nunca, nunca más. Pero por otra parte pienso que a lo mejor tengo que estarte agradecido porque como soy un culo inquieto, compensas mis ganas de hacer y mi voluntad de ir a por todas.

¿Sabes que tienes un gran aliado en mi familia? Sueño con tener una casa en el campo, un huerto, un terreno, un caserío y quienes me conocen bien me dicen: ¿y de dónde vas a sacar el tiempo?

Por lo tanto, dime: cuando uno trabaja doce horas diarias, “de vuit a vuit”, ¿tiene derecho a llamarte saboteador, o tendría que considerarte amigo preferente?, ¿acaso me proteges de ser más hipercinético si cabe o es que te lo pasas pipa conmigo chupándome la sangre cual parásito asqueroso?

He descubierto hoy a un amigo que ha mostrado repetidamente su interés por el significado de las palabras. A mí me gusta jugar con los acrónimos, y el tuyo NTT, se parece mucho a la TNT. ¿Cómo podré llegar a dinamitarte?
Te aseguro que de ahora en adelante me lo voy a tomar en serio. Quiero descubrir en mí qué razones poderosas me llevan a hacerte más caso de lo que yo quisiera. Me has servido muchas veces de refugio ante nuevas inquietudes (profesionales, vitales,…)

Otra mejora a introducir en mi vida. Simplemente con no darte prioridad en mi proceso de toma de decisiones habré avanzado mucho.

Voy a descubrir por fin si no es que me autoengaño cuando te pido ayuda en los momentos complicados o enmascaro mi tendencia workohólica convenciéndome de que no te tengo, de que no es tan malo mezclar mi vida personal con el trabajo.

No sé hoy cuánto tiempo tardaré, pero anda con cuidado porque estoy muy cerca de llegar al convencimiento de que lo mejor que puedo hacer es quitarte de mi vida, no hablar contigo, no verte ni siquiera de vez en cuando, negar tu existencia por principio y verme más a mí mismo.

Tu saboteado amigo.
Post de: Antonio

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Dear Anthony
Una frase que me sedujo de un tal Savater¿? a través de nuestro estimado Salvador Garcia y que debería ser nuestra inspiración:
“ No está en nuestra mano añadir ni un minuto a la vida, pero lo que sí podemos es poner más vida en
cada minuto”
Los viernes han sido buena prueba de ello.

De tanto en tanto releo "los 7 habitos de la gente altamente efectiva" de Stephen Covey, por el titulo no darias un duro, pero tiene cosas muy buenas.

Eulàlia

Anónimo dijo...

Por cierto...
QUE GUAI QUE ALGUIEN HAYA ESCRITO UN POST!!!!

fernando dijo...

Hola Antonio,
Esto del tiempo es la leche, a veces corre y vuela, otras está muerto o se mata, lo mismo se pierde y se gasta, que se valora como el oro; se da, se pide, se gana y se toma, sin embargo se preguntaba Quevedo ¿Quién ha oido las pisadas de los días?, no se oye el andar del tiempo. Pero si se ven sus huellas, las huellas es lo que somos, un abrazo

Mònica Fuentesaúco dijo...

En la misma linea de Eulàlia...

No debemos nunca olvidar esto:

¿Amas la vida? Entonces no malgastes el tiempo, porque ese es el material de que está hecha la vida.
Benjamín Franklin

fernando dijo...

Este comentario es para Mónica, que me imagino que es quien pone el post de "Nos inspira". La cita que hago referencia a Quevedo puede que no sea literal, sí estoy seguro de que es suya la pregunta y puede que la contestación siguiente. Lo que si que no es suyo es la afirmación final, el pobre no tiene por qué cargar con lo que no le corresponde.

Anónimo dijo...

Gracias Fernando, por tu aclaración.
Intentaré encontrar el texto íntegro de Quevedo. Si no es asi...dejaremos el espacio para otra gran cita...
Un saludo,
Monica F